¿Quien puede decir que no ha visto algún tipo de material oxidado? –bueno… no sé si las tribus indígenas perdidas del amazonas-, pero en general partiendo del 98% de la población mundial “la cual según no sé quien, se considera civilizada”, voy a explicar estos dos conceptos definitivos en la ingeniería de revestimientos.

Cuando un metal se observa oxidado y desea habilitarse nuevamente, antes de aplicar un revestimiento protector se debe limpiar de manera que sean removidos dichos óxidos y de esta manera, evitar la propagación de la corrosión.

Hay muchos aspectos que se deben considerar en la correcta aplicación de un revestimiento, sin embargo, hoy vamos a entender estos dos que considero básicos:

Perfil de Anclaje: Es el grado de rugosidad que posee una superficie. (Observar mi post las arruguitas ayudan).

Preparación de Superficie: Cantidad de óxidos, calamina, y otros contaminantes que acepta algún tipo de limpieza.

¿Pero a que nos referimos con tipos de limpieza?

Simplemente al método o equipo que emplearemos para remover las impurezas de una superficie. En los sustratos metálicos, se emplean solventes (ácidos por ejemplo), herramientas manual - mecánicas, equipos de Sand Blasting o Wather blasting, Ice blasting, entre otros. (En otro post explicaré de qué tratan estos equipos).

Bueno la cosa funciona así:

El perfil de anclaje se basa en una teoría acerca de la formación de valles y crestas en la superficie de un metal, una vez que este es pulido mediante la acción de un medio de limpieza. Es decir, la superficie queda como un sistema montañoso.

En estos valles y crestas es en donde se habrá de anclar el revestimiento una vez aplicado.

Para el perfil de anclaje se emplea una unidad de medida llamada mils, la cual equivale a 25.4 micrones, ósea la milésima parte de una pulgada y estas se pueden medir por medio de unos papeles especiales y con la ayuda de un rugocímetro… (Después les cuento como funciona).

La preparación de superficie nos dice el grado de limpieza que debe tener el sustrato metálico. Es decir, la cantidad máxima permisible que acepta una norma, el contenido de óxidos, calamina, sales, y otro tipo de impurezas como las grasas.

Para revisar esto, no existe ningún método a excepción de una serie de fotografías patrón, estandarizadas por una norma llamada SP. VIS-1 y VIS -2… pero realmente mas que un sistema de medición verás, queda mas a criterio visual del inspector.

Para las mediciones de contaminantes como el caso de las sales si existen pruebas químicas, aunque realmente el estado ideal para aplicar los revestimientos es la limpieza SP5 o metal blanco. Es decir 0% de contaminantes.

Bueno… muy denso el tema por hoy, en otro post continuaré con el tema.

Comentarios Bienvenidos

FOTOS.