Es una de las preocupaciones más grandes de la industria en general y de las ARP, lograr que los operarios porten debidamente y durante todo el desarrollo de sus labores, los equipos de seguridad industrial.

He tenido la oportunidad de observar que en muchas empresas, los operarios no portan sus equipos de seguridad correctamente, por razones como por ejemplo, que las empresas no les dan la dotación a tiempo, o el tiempo establecido para cambiar la dotación no se cumple, y aunque este motivo en algunas ocasiones es cierto, la razón principal es que a los operarios no les gusta utilizar la dotación… esta es la razón a la que ha llegado la mayoría de los COPASOS de las empresas.

La motivación y concienciación de los operarios en este sentido, entonces ahora prima y se hacen periódicamente capacitaciones, charlas, conferencias, foros y toda clase de actividades que ayuden a que los operarios entiendan la importancia de utilizar las dotaciones y equipos de seguridad que les son suministrados.

Recuerdo, que en una de las empresas que trabajé, llame la atención de dos soldadores que estaban soldando sin su careta de soldadura y pude ver que ninguno de ellos utilizaba tapa bocas (eran varios). Les expliqué entonces, que si no utilizaban tapabocas, a futuro los humos producto de la aplicación de soldadura, les ocasionaría una enfermedad profesional llamada “fiebre metálica” Enfermedad típica de soldadores y fundidores, al ingresar por vía respiratoria partículas metálicas invisibles, arrastradas por los humos. También les dije que esa enfermedad no tenía cura y que sus estragos se verían a largo plazo. Ellos me dijeron gracias ingeniero, se sorprendieron al desconocer esta enfermedad profesional, sus síntomas y sus efectos en la salud humana. Lo chistoso del asunto es que en la tarde volví a pasar por la planta y los encontré nuevamente soldando sin careta y como era de suponerse sin tapa bocas. Omití entonces lo que sucedía, guardé silencio y me fui para la oficina.

Días después en clase de seguridad industrial y salud ocupacional en la universidad, mi profesor: el ingeniero CIPAMOCHA “quien realmente sabe bastante del asunto” tocó el tema y nos contaba que el, en los inicios de su vida profesional había empezado como técnico en CNC y soldadura. Así que me animé a contarle lo que me había sucedido y el entonces, hizo la siguiente reflexión: ¿ustedes alguna vez han soldado durante una jornada laboral de 8 horas sin retirarse la careta de soldadura?
La respuesta en general de todos los que estudiábamos soldadura fue la misma… No señor… hemos soldado algunas piezas y algunos hasta habían manejado por turnos algunos equipos básicos de ornamentación pero hasta ahí…

Entonces el ingeniero dijo: Ese es el verdadero problema… Cuando ustedes usan una careta de soldadura durante varias horas, se hace INSOPORTABLE el calor, el sudor, el peso de la careta frente al agotamiento del trabajo, la incomodidad, etc.

Cuándo aprendan a entender las molestias del operario, seguramente ellos acataran el uso de los equipos sin reparo… de resto seguirán usándolos mientras ustedes los estén supervisando, pero una vez se vayan , entonces no..

Yo me quede pensando en lo que dijo… entonces ¿Qué hago como ingeniero para lograr un equilibrio?

Se me han ocurrido algunas ideas, pero en realidad no he llegado a una respuesta definitiva…

Mis queridos amigos… ¿Qué se les ocurre?

Dejo la puerta abierta para sus opiniones… comentarios bienvenidos.

Glosario no formal:

COPASO: Comité paritario de seguridad industrial y salud ocupacional.
CNC: máquinas-herramienta de control numérico computarizado.