Es común encontrarse con conflictos laborales a diario, pero depende del equilibrio y la madurez del trabajador hacer de estos percances algo leve o definitivo.
Los conflictos se presentan debido al estrés o a las responsabilidades que exige el cargo que se desempeña y pueden fluctuar de acuerdo al tipo de labor que se ejecuta. Se debe tener especial cuidado con las cosas que se dicen en un momento de rabia (no olvide que si tiene una discusión con su superior debe tratar de ser prudente, no hable con la cabeza caliente). El mal genio, es uno de los causales mas frecuentes de despido o renuncia. Actualmente se debe tener serenidad para conservar el empleo.

Recomendaciones:

1. Entienda que así como usted tiene días difíciles las otras personas también pueden tenerlos.
2.Piense para hablar... no hable para pensar, la calma le dará la sensatez necesaria para desarmar a su oponente... “la decencia no pelea con nadie”
3.A veces es bueno hacerle creer a los demás que ganaron... ellos se van contentos y la victoria final será suya. Cabe aclarar, que es adecuado, aprender a valorar la opinión de las personas con mayor experiencia, es decir (no se trata de creer que siempre se tiene la razón).
4.No maximice problemas tontos... si el problema tiene solución para que se preocupa, si no tiene solución... para que se preocupa si ya no se puede hacer nada. Los problemas son tan grandes o pequeños como usted desee hacerlos.
5.No busque problemas en donde no los hay, no juzgue el trabajo de nadie y si lo hace diríjase a esa persona con el debido respeto...
6.En caso tener algún contratiempo trate de dar soluciones y no mas problemas... la empresa necesita SOLUCIONES...
7.Trate en lo posible de no conjugar el verbo “PERO ES QUE” lo detestan los jefes, en cambio aporte nuevas ideas y propóngase buscar una solución a lo que este pasando.
8.No se sienta ofendido por tonterías... trate de no volverse delicado en el trabajo, recuerde que su jefe es eso... (Su Jefe) no su mamá ni su papá que lo consiente... el le paga para que ejecute su labor bien... siempre le va a exigir cada vez más. “recuerde cuantas veces le han dicho (perdón por la expresión) hijo de puta y usted se queda sin hacer nada o le han golpeado y usted queda de la misma forma, le roban o le hacen algo que usted detesta y usted es impotente ante la situación... piense que aquí lo que va a perder es dinero” Deseo aclarar, que no estoy de acuerdo con el maltrato al trabajador, pero algunas veces el trabajador también se vuelve extremadamente delicado ante comentarios no tan fuertes como para tener una disputa o para presentar una renuncia.
9. No hable mal de sus jefes con nadie... y se le ocurre hacerlo con nadie de su empresa.
10.Siempre que tenga un percanse tome un vasito de agua... cuente hasta 10, sea positivo, muestre su mejor sonrisa y siga trabajando... al final usted no será un desempleado mas... piense que detras de su puesto hay otro, al que usted no le va a dar el gusto de quitarle lo que consiguió con tanto esfuerzo.

Gracias y acepto intervenciones en este post... a favor, en contra o ampliaciones....

Espero que les sirva estos concejitos.